¡NAVIDAD NEGRA POR TARIFAS IMPAGABLES DE AIR-E!

*    $1.130 nuevo valor del kilovatio-hora en diciembre

Uno de los tópicos que se abordó en la exitosa Asamblea de Usuarios del Atlántico del pasado 30 de noviembre en el magnífico y confortable teatro de la Universidad del Atlántico, con alrededor de 400 asistentes, fue el de las tarifas eléctricas cobradas por la empresa AIR-E en los departamentos de Atlántico, buena parte del Magdalena y La Guajira. También hicieron parte de la temática los abusos con respecto a la Tasa de Seguridad y el alumbrado público que se cobran en la misma tarifa de AIR-E. En esta forma se hizo la presentación en sociedad del Comité Atlántico de Servicios Públicos, conformado recientemente como una de las formas organizativas de la sociedad civil para estudiar, investigar y analizar la avalancha tarifaria y hacer propuestas que conduzcan a soluciones ciertas.

Ya es vox populi que el escandaloso cobro de la tarifa eléctrica tiene origen en el régimen especial tarifario que el Plan Nacional de Desarrollo de Duque descargó contra los costeños. El atropello fue ratificado por el PND del actual gobierno, Ley 2294 de 2023, artículo 372. La norma contempla dos componentes muy lesivos para los usuarios que no existen en el resto del país: en las facturas de los usuarios y en forma anticipada se cobran las inversiones futuras, como también los hurtos y contrabandos en las pérdidas eléctricas. De ahí que cada mes los incrementos sean mayores en la Costa, como podemos comprobar a continuación.

El costo unitario del kilovatio-hora cobrado por AIR-E en diciembre es de $1.130,43, que se hace cada vez más impagable, más ahora que el kwh está por encima de los mil pesos. En EPM de Medellín la tarifa en diciembre es de $884.93, una diferencia de $245.5; en ENEL de Bogotá está en $870.11, con una diferencia de $260.32 y en Emcali, está en $857.86, una diferencia de $272.57. O sea que la tarifa eléctrica en la Costa está 27% por encima de la del interior del país, algo absurdo, ya que estas tarifas siempre han sido iguales.

El rubro de pérdidas eléctricas también es abismal. Mientras AIR-E cobraba en noviembre la suma de $209 de pérdidas por kilovatio hora, EPM de Medellín cobró $72.50, ENEL de Bogotá, $71.32 y EMCALI, $71.81, una diferencia de 300%.

Con estas tarifas permitidas y aprobadas por la CREG, la situación económica se torna más asfixiante para millones de costeños, por lo que debemos insistir en la derogatoria de este régimen tarifario oneroso. ¿Cómo? Con movilizaciones, con las herramientas que da la misma Ley 142 de 1994, artículos 9 y 126, y, además, coadyuvando las cinco demandas que hay para tumbarlo en el Consejo de Estado, la Corte Constitucional y el Tribunal Administrativo del Atlántico.

NORMAN ALARCÓN RODAS

Coordinador Liga Nacional de Usuarios en la Región Caribe

FanPage Facebook

Scroll al inicio