GOBIERNO CUBRE UN PROBLEMA PARA ABRIR OTRO

Por Alberto Luna

Dentro de este enrevesado e improvisado nuevo modelo de salud para el magisterio colombiano, el Fomag acaba de expedir la Circular Externa 002 de mayo/2044, la cual le permite a los docentes y a sus familiares para que todas las IPS públicas y privadas, los atiendan, durante la etapa de transición, sin necesidad de autorización médica previa, pero bajo el manual de las tarifas más altas del mercado, lo cual será indudablemente un desangre para el fondo de salud del magisterio.La circular del Fomag señala en primer lugar, que las instituciones prestadoras de salud tanto públicas como privadas podrán prestar los servicios o tecnologías de salud para los afiliados, incluidos los medicamentos de baja complejidad de alto costo, sin previa autorización médica.
En segundo lugar expresa, que las instituciones contratadas hasta el 30 de abril y que tenían en trámite la prestación de servicios, deberán culminar la atención, “sin autorización previa y facturarán los servicios bajo la modalidad de pago por evento a la tarifa pactada con el anterior operador”.
En tercer lugar dice que las instituciones deberán atender las disposiciones emitidas en la Circular 047 del 2022 para implementar redes colaborativas con las secretarías departamentales o distritales de salud. Esto en aras de “garantizar la atención de las gestantes con emergencias obstétricas y los recién nacidos, sin que medien barreras administrativas, económicas o geográficas”.
Pero toda esta prestación del servicio médico a maestros y familiares a través de la Circular del Fomag, deberá regirse bajo el manual de tarifas que actualmente maneja el Soat, que son las más altas del mercado.

FanPage Facebook

Scroll al inicio